¿Ser o no Ser Tecnológicos?

(Por Isabel Tabja)

Vivimos en un mundo invadido por la tecnología.  Cuando somos docentes, a veces tendemos a prohibir el uso de tecnología, cuando en realidad, la tecnología es un gran aliado.  Desde mi punto de vista, quizá la mayor ventaja radica en que nos permiten extender el tiempo de contacto del alumno con la materia a aprender, en nuestro caso con el inglés, y mayor tiempo de exposición a la lengua extranjera, más posibilidades de adquisición de la misma.

Una buena experiencia es la que muestra una de mis colegas.  Ella envía la teoría a sus alumnos antes de clases en videos cortos que coloca en YouTube, y dedica la hora de clases a la práctica de las habilidades.  Este cambio, permite que los alumnos usen el tiempo presencial que tienen con la docente en la práctica del idioma.  A esta práctica también se la conoce como  Flipped Classroom.

Otra colega está aprovechando las Apps que se están poniendo a disposición en forma gratuita a través de diversas organizaciones educativas.  Una muy popular es la propuesta por Cambridge English llamada Write&Improve, que permite que los alumnos practiquen sus habilidades de producción escrita, de manera autónoma.

¿Te preocupa el Speaking? Prueba los reconocedores de voz que vienen en los teléfonos inteligentes.  Tus alumnos pueden ir dictándole al teléfono, para ver cómo están en su pronunciación y entonación.    Y si quieres ver más, están a la mano los simulacros del Speaking Paper en el canal de YouTube de Cambridge Assessment.

Hay muchísimo por explorar!!!!! Y a nuestra generación le corresponde brindar un espacio seguro, donde la tecnología pueda estar presente, sin peligros para nuestros alumnos.